Imagen de promoción
Imagen de promoción

Actualización: La aplicación para que ya no se encuentra disponible.

No soy una persona de impulsos, pero navegando por la AppStore no pude evitar comprar una aplicación que despertó mi interés por el mero hecho de llamarse Phoster. Su función consiste en poder ser el más molón y moderno de tus amigos en menos de 5 minutos gracias a la clásica técnica de Helvética+foto= Poster fácil y resultón.

En primer lugar, esta aplicación es para iOS (no sé si habrá algo parecido para otros sistemas, aunque imagino que sí) y su precio 1,6€. En mi caso, me la descargué para iPad. Su web oficial os desvelará más datos

Nada más abrirla, ves que el está trabajada ya que:

  • Está adaptada a la Retina Display (cosa que todavía está en proceso en muchas aplicaciones)
  • La interfaz es fácil, intuitiva y visual
  • La variedad de plantillas que contiene son bonitas y adaptables a tus diseños

El manejo es muy sencillo, al abrir la aplicación nos encontramos con la pantalla de inicio donde nos deja elegir dos opciones que serían crear un póster nuevo, o bien, ver los que tenemos en nuestra galería. Debajo nos encontramos también con dos botones, uno que sirve de ayuda y el otro nos manda a un enlace de la comunidad de Phoster en Flickr.

Si elegimos crear uno nuevo, nos llevará a una pantalla donde elegiremos una plantilla, la añadiremos una imagen y compodremos el texto con posibilidad de aplicar diferentes colores, fuentes y tamaños para después pasarle un filtro para rematar nuestra obra. Al acabar, nos dará la posibilidad de compartirla en las redes sociales.

Para terminar, la aplicación me gusta bastante, no obstante, veo una serie de incovenientes que habría que tener en cuenta:

  1. Realmente, la labor de edición está basante limitada, tienes que cernirte a sus plantillas con la posibilidad de cambiar de tamaños, colores y estilo de la imagen y de la tipografía, pero las cajas y lo que viene siendo el estilo del diseño es inamovible.
  2. No son posters de calidad al exportarlos. En los iPad y iPhone se ven de maravila, pero cuando lo exportas, la imagen que sale es un jpg a 72ppp, insuficiente para imprimir un buen poster a tamaño decente.
  3. Tiene un fallo (que espero que corrijan) a la hora de elegir el color en la tipografía.
  4. No deja añadir más que una imagen, sin posibilidad de marcar con tu logo, sello o marca el poster.

Lo bueno

Está bien si quieres crear un diseño casual y moderno en unos sencillos pasos. El proceso es rápido y tienes multitud de opciones

Lo malo

Este tipo de plantillas no son más que un ciclé. Puedes encontrar mil carteles iguales, lo que hace que sean poco originales ya que la combinación de helvetica+foto está demasiado usada.